domingo, 29 de septiembre de 2013

BALCÁNICOS Y ROJIBLANCOS




La llegada de Stefan al Molinón ha sorprendido a propios y extraños que esperaban un nuevo despropósito de los ojeadores rojiblancos que han acumulado, históricamente, más fracasos que éxitos cuando se trata de peinar los mercados foráneos. Stefan está en racha, y su estado de fortuna hace que el Sporting se pueda permitir el lujo de ganar jugando peor que su rival,  como algunos grandes, sabedor que tiene dinamita en el ataque. 

La moda Scepovic que se ha instalado en las orillas del Piles no es algo nuevo en el fútbol español. Los futbolistas balcánicos han sido y serán siempre respetados por su combinación de carácter y calidad. Muchos han triunfado dentro de la liga española y dar nombres haría de este post algo eterno, pero a nadie le extraña que gente como Djukic, Mijatovic, Suker, Jokanovic, Pantic, Kodro, Kovacevic, Stosic, Gudelj o Milosevic se hayan convertido en ídolos de sus respectivas aficiones.

Es por ello que en la entrada futbolera de los domingos en éste, su podreblog de sobremesa, haremos un repaso de los balcánicos rojiblancos, que hasta la llegada de Stefan han dado más penas que alegrías.

DRAGOJE LEKOVIC. Portero de infausto recuerdo por participar en la temporada más ridícula de la historia rojiblanca y por colaborar en la salida por la puerta de atrás de un histórico del Sporting como es Juan Carlos Ablanedo. Lekovic no demostró su condición de internacional y fracasó, como todos sus compañeros aquel año, en su intento de hacerse un hueco en el santoral rojiblanco.

DANIEL SARIC. Llegó el mismo año que otro componente de esta lista. Saric venía para ocupar un puesto en el mediocampo pero su frialdad y tendencia natural a lesionarse truncaron su paso por el Sporting. Llegó a ser internacional con Croacia más de treinta veces y jugó la Champions con el Panathinaikos en la posición de lateral derecho. Uno de esos casos, tan habituales en el Sporting (y en esta lista) de fracaso rojiblanco seguido (o precedido) de éxito absoluto.

VLADIMIR VERMEZOVIC. Defensa sportinguista de esos que han calado poco o nada en la memoria colectiva gijonesa. Su paso por Gijón (como el de muchos otros, léase el caso de Scotto, Cabrera, Souza, etc.) fue efímero y absolutamente ineficaz. Aficionado a las lesiones, en quince años como profesional disputó una media de quince partidos por temporada. Aún así gano tres títulos ligueros con el Partizán. 

IGOR TASEVSKI. Lateral izquierdo que paseó su solidez por dos años en el Molinón. No se le podía exigir más que cierto rigor defensivo y capacidad para posicionarse. En ataque, si mal no recuerdo, era nulo y le gustaba poco subir la banda. Dio un rendimiento aceptable convirtiéndose en titular en el equipo en el que David Villa ya era la estrella indiscutible.

MILAN SMILJANIC. Lola para los amigos. Vino a sustituir a Míchel y no fue capaz, ni tan siquiera, de estar a la altura del lenense que, me van a perdonar, pero siempre me pareció un jugador muy sobrevalorado. Como muchos de sus compañeros de lista era propenso a las lesiones. Además le faltaba esa agresividad propia de los jugadores serbios. Un fracaso más en el zurrón de las contrataciones balcánicas.

MARKO PEROVIC. Del Vitesse holandés vino un jugador a salvar al recién descendió Sporting. Le tenía yo cariño puesto que era uno de mis fichajes clásicos del PCFútbol. A poco que diese el mismo rendimiento en la vida real estábamos ante un buen jugador. Y no empezó mal. Ante el Mallorca B anotó dos goles llegando desde atrás y muchos pensamos que estábamos ante el medio llegador que el Sporting necesitaba. Como muchas otras veces, la ilusión inicial se diluyó y Perovic desapareció sin dejar huella. Al menos en Arhnem le recuerdan con cariño al formar una tripleta letal con Curovic y Machlas en el VItesse.

MARIO STANIC. Para mí era un crack. Técnico y físicamente enorme, me parecía un gran jugador. Además había llegado desde el AC Milán. Nada podía salir mal. No hizo una mala temporada jugando arriba con Juanele, pero al acabar el año, Stanic hizo las maletas y se fue… para triunfar. Máximo goleador en Bélgica, pasó por el Parma y acabó su carrera en el Chelsea. Jugó el Mundial de Francia haciendo historia con Croacia y dejó en Gijón la sensación de haber podido ser un jugador más aprovechable.

VLADIMIR POPOVIC. Malo, malísimo, malérrimo. Malo a dolor. Delantero malo, malo. Horrible. Para más señas, visitar la excelente “Yo jugé en el Sporting”.

MATE BILIC. Un clásico de los últimos años rojiblancos. Luchador, batallador y duro como una roca. Técnicamente no era nada del otro mundo aunque marcó algún gol de libre directo bastante digno. Su nombre estará por siempre asociado al último gran ascenso. 

DUSAN SAVIC. Un tío que marca 120 goles en 200 partidos, ¿Qué va a hacer en el Sporting? Pues estrellarse. Dio un rendimiento bajo. 13 partidos y 3 goles. Salida por la puerta de atrás y viaje a la liga francesa en la cual se retiró. Otro ejemplo más de lo que pudo ser y no fue.


DRAGOJE LEKIC y STEFAN SCEPOVIC. La delantera sportinguista habla serbio este año. Mientras Scepovic está cantando goles, la llegada tardía de Lekic no le ha dejado mostrar sus habilidades. De no ser por la buena temporada de Barrera, muchos nos plantearíamos que hacer con esta dupla formada por el gigantón Lekic y el letal Scepovic. Quizá los veamos más de una vez. De momento las sensaciones son positivas. Lekic ha marcado en los pocos minutos disputados y Stefan

Stefan es otra historia que esperemos que dure.

4 comentarios:

  1. Venir con fama de crack y no hacer ni el huevo en Gijón. Ser malo como la carne de pescuezo en el Sporting, y convertirse en un crack nada más que despegaban de Ranón... Ainnnsss, qué gran clásico rojiblanco...

    Hay un libro muy interesante que se titula "Parecía un buen fichaje...". Una recopilación de esos "presuntos cracks" que al llegar a España demostraron ser unos tremendos tuercebotas. Cuando presentaron el libro en el programa de Carlos Herrera (en Onda Cero), le preguntaron al autor por el capítulo de Kaká... y dijo que estaba escrito aunque quedaba en la recámara para una posible segunda parte... Si encuentras alguna manera de hacerte con él, es francamente divertido.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Vi el libro en la página de "La libreta de Van Gaal", muy entretenida por cierto. Stefan ha roto moldes. Es un tío que fracasó en todas partes y aquí lo está haciendo bien. Si llega a los 20 goles yo soy feliz y significará que habrá hecho una buena temporada. Y ya lleva 8, así que imagina.

      Eliminar
  2. http://www.ivoox.com/futuro-abierto-el-drama-cientificos-audios-mp3_rf_2399479_1.html

    El otro día escuché este programa en Radio Nacional. Bájate el podcast y a ver qué conclusiones sacas, a ti que de alguna manera te toca de cerca...

    Benditos fracasos de Scepovic... Menos mal que Diego Castro no valía pal filial del Málaga...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Le echaré una oreja a ver qué tal. El drama no es solo para los "científicos". No creo que los recortes y las privaciones no lleguen a todos, bueno, salvo que dirijas un banco o seas ministrable.

      Eliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...