miércoles, 27 de septiembre de 2017

SEMANA PACHANGUERA. SEPTIEMBRE (2)




Larga semana la pasada. Mucho trabajar y no jugar hacen de Adolfo un tipo aburrido. Y más si me meto una selección de películas con papel protagonista para David Hasselhoff. Bueno, eso ya lleva a la locura, al delirium tremens y a sentarse en la ducha abrazándose a uno mismo.
 
Gran fan de este momento lisérgico en Dumbo
Así que, de cara al repaso semanal, vamos a empezar por la trama balompédica.

sábado, 16 de septiembre de 2017

SEMANA PACHANGUERA. SEPTIEMBRE (1)


Voy a intentar hacer un mínimo de esfuerzo y tratar de mantener con vida este blog miserable aunque sólo sea por amor propio. Para hacérselo fácil al vago que habita en mí, cada semana voy a tratar de resumir siete días de fútbol, cómics, películas y vida bufaleña.

FÚTBOL

No debería pero empiezo con el derby asturiano. Marcado por la presencia de los clásicos garrulos que van al fútbol a demostrar que en este planeta sobra mucha gente, el Sporting-Oviedo fue el clásico partido de segunda división aunque, eso sí, marcado por una cierta intensidad. El Sporting de Paco Herrera es un equipo plano, simple y totalmente desaprovechado para la categoría. No digo que debiera pasearse y ascender de sobra, pero hay equipo para jugar al fútbol y eso, a Herrera, no parece interesarle. Mucha distancia entre líneas, poca intensidad ofensiva y poca llegada. Por contra, una defensa bastante seria y una delantera eficaz han mantenido con vida al equipo hasta este sábado en el que, el Numancia, le ha pasado por encima a un Sporting con varios jugadores de nivel bajísimo (léase Bergantiños) y con un sistema ultradefensivo que causa vergüenza ajena. Suerte de la plantilla conformada pero creo que el entrenador no es el adecuado para estos mimbres.

lunes, 17 de julio de 2017

QUÉ GRANDE ES EL CINE


Un martes que se presentía lluvioso decidí ir con mi señora esposa a ver Baby Driver, a la sazón última película de Edgar Wright, director de la trilogía del cornetto que siempre me aporta un rato entretenido. A los quince minutos me quería ir de la sala.
Desde aquí decir que Jon Hamm habría sido mucho mejor Punisher que el llorica de Jon Bernthal
Y no porque la película sea mala. Quizá no sea de fácil digestión por su escaso diálogo y mezcla de música e imagen. Quizá no sea para todos porque se vende como un filme de acción cuando es más un drama romántico con muchos volantazos. Me parece una más que correcta película, pero el problema de ir al cine es que es algo que haces arriesgándote a pasar dos horas en una sala en compañía de otros seres humanos con los que es más grande lo que te separa que lo que tienes en común. La platea es como un muestreo, una placa de Petri de la sociedad. Y claro, ya decía Garci que “qué grande es el cine”. Pero con lo grande que es el cine, y para cuatro gatos que éramos en la sala, me fui a juntar con lo más granado de la sociedad bufaleña.
No va por ti, Chuck. A ti te respeto por la cuenta que me trae
No me gusta generalizar, pero para aquel que no esté ducho en lo que viene siendo la sociedad estadounidense y, más concretamente, el individuo "middle-class" bufaleño, me gustaría decir que el ciudadano local medio viene a ser así como tirando a bruto.  Más que bruto yo diría que dejado. Ser egoísta y así tirando a cortito es una mala combinación. Y más en un recinto cerrado.
¡Tranquilo Chuck, que era bromita!
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...