viernes, 11 de enero de 2019

Y AL DECIMOSEXTO MES...RESUCITÓ (MÁS O MENOS)


En septiembre de 2017 cerré la puerta de atrás a este blog de baja calidad y nulo interés. Escasez de ideas, falta de tiempo, nula capacidad... Se me acumularon tantos defectos que no pude encontrar la virtud para hablar de temas banales, importantes o incluso etéreos. A veces la vida se entromete en la vida y no existe forma o manera de dedicarse tiempo a uno mismo. A veces solo se navega entre sucesos buenos, malos o peores. En ocasiones solo somos pasajeros de una serie de eventos a los que únicamente podemos prestar atención como observadores, sin poder participar, sin poder opinar. Son esos momentos los que construyen la vida. No son los ratos en los que lavas los platos, conduces al trabajo o ves la televisión con la persona que amas. Todo eso lo damos por descontado y lo asumimos como natural mientras se escapa entre los dedos. Y de pronto un sobresalto, un alto en el camino, un suceso inesperado, un día que pretendes olvidar pero que es el que te acompañará en el recuerdo. Esos son los días que se te grabarán en la memoria. Esos son los días que, cuando te pregunten, serán tu vida.
La vida es lo que ocurre mientras crece Lena

miércoles, 27 de septiembre de 2017

SEMANA PACHANGUERA. SEPTIEMBRE (2)




Larga semana la pasada. Mucho trabajar y no jugar hacen de Adolfo un tipo aburrido. Y más si me meto una selección de películas con papel protagonista para David Hasselhoff. Bueno, eso ya lleva a la locura, al delirium tremens y a sentarse en la ducha abrazándose a uno mismo.
 
Gran fan de este momento lisérgico en Dumbo
Así que, de cara al repaso semanal, vamos a empezar por la trama balompédica.

sábado, 16 de septiembre de 2017

SEMANA PACHANGUERA. SEPTIEMBRE (1)


Voy a intentar hacer un mínimo de esfuerzo y tratar de mantener con vida este blog miserable aunque sólo sea por amor propio. Para hacérselo fácil al vago que habita en mí, cada semana voy a tratar de resumir siete días de fútbol, cómics, películas y vida bufaleña.

FÚTBOL

No debería pero empiezo con el derby asturiano. Marcado por la presencia de los clásicos garrulos que van al fútbol a demostrar que en este planeta sobra mucha gente, el Sporting-Oviedo fue el clásico partido de segunda división aunque, eso sí, marcado por una cierta intensidad. El Sporting de Paco Herrera es un equipo plano, simple y totalmente desaprovechado para la categoría. No digo que debiera pasearse y ascender de sobra, pero hay equipo para jugar al fútbol y eso, a Herrera, no parece interesarle. Mucha distancia entre líneas, poca intensidad ofensiva y poca llegada. Por contra, una defensa bastante seria y una delantera eficaz han mantenido con vida al equipo hasta este sábado en el que, el Numancia, le ha pasado por encima a un Sporting con varios jugadores de nivel bajísimo (léase Bergantiños) y con un sistema ultradefensivo que causa vergüenza ajena. Suerte de la plantilla conformada pero creo que el entrenador no es el adecuado para estos mimbres.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...