lunes, 22 de junio de 2020

SOBRE LOS VISADOS H1B



Voy a ponerme un poco serio. Los tiempos lo merecen. Para cuando salga este post, el señor Donald Trump puede que ya haya anunciado la suspensión por seis meses de la concesión de visados de trabajo H1B. Mi opinión al respecto, como beneficiario de un visado de este tipo, es bastante clara. Como mi opinión la conozco, decidí hacer lo correcto e informarme acerca de la postura de aquellos que están en las antípodas de lo que yo pueda pensar. Armado con paciencia y un antiemético visité la web de Breitbart news.
Son terribles en Breitbart
Dos conceptos antes de empezar. Los visados H1B se conceden a trabajadores con conocimientos o habilidades determinadas (médicos, científicos, ingenieros y gente con una titulación determinada) para que, por un periodo no superior a seis años, trabajen por y para la empresa que solicita dicho visado. Como tales, los trabajadores pagan impuestos, igual que haría cualquiera, y disfrutan de los mismos beneficios que un empleado estadounidense salvo la posibilidad de movilidad laboral. Por ello, un empleado bajo el estatus H1B necesita, para cambiar de trabajo, que su nueva empresa se haga cargo de su visado, algo que suele costar dinero y tiempo y a lo cual no todas las empresas se prestan porque perder tiempo y dinero son razones de peso.
Capitán Cojonazos
Ese es el primer concepto de hoy. Segundo concepto. Breitbart news, medio de comunicación local fundado por Andrew Breitbart, viene a ser lo que Eduardo Inda y Paco Marhuenda considerarían un periódico de derechas. En general suele presentar contenidos que harían vomitar a una cabra, pero mucha gente lee lo que se publica ahí, lo sigue, lo cree, lo acepta y lo extiende.
Vale Edu, tu también eres capaz de hacer vomitar a una cabra. Todo es ponerse

martes, 2 de junio de 2020

ESTADOS UNIDOS. JUNIO DE 2020



El otro día, me comentaba un buen amigo que se alegraba de que sus hijas fuesen de piel clara para que así tuviesen una buena vida. Esta frase de un alegre habitante de Buffalo, al que yo definiría por su pasión por el Manchester United y los New York Rangers pero que cada día se enfrenta con un mundo que le ve por el color de su piel, es lo más triste que he escuchado recientemente. Así que creo que los sucesos que acontecen estos días en la nación que se jacta de ser la líder del mundo libre merecen, cuanto menos, una breve reflexión.

miércoles, 13 de mayo de 2020

YO, TONYA



La verdad es que este blog, paralizado por la incapacidad de su único autor, tiene muchas historias en su debe. Muchas cosas de las que me hubiese gustado hablar a la escasa audiencia que, de vez en cuando, se asoma por aquí. Decidí tiempo atrás abandonar cualquier tipo de crítica política o social. No por desinterés. Más bien por la inhabilidad de transmitir unas ideas propias en momentos convulsos. Quizá ello explique que, en estos tiempos tan difíciles que corren, trate de guiar cada pequeño post hacia el mundo de la gran pantalla o la nostalgia de eras ajenas a la mascarilla y al guante. 
 
Si hubiese visto Hijos de los Hombres hace años, nada me habría pillado por sorpresa
Así que hoy recupero algo sobre lo que debí hablar en su momento. Una de las mejores películas de tiempos recientes. Yo, Tonya. Impagable reconstrucción de unos hechos que detuvieron el mundo en un día de Reyes de 1994.
 
El ataque a Nancy Kerrigan
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...