miércoles, 27 de mayo de 2015

BORREGUITOS Y PASTORES



Al final lo han conseguido. Llevo semanas tratando de ponerme ante el teclado por una buena razón. Hablar de buenas películas (como Tomorrowland, con el director de Los Increíbles a los mandos), de grandes películas (dedicarle una entrada a Mad Max: Fury Road debiera ser obligatorio), o de brillantes traslaciones del papel del comic a la pequeña pantalla (Daredevil, la serie del abogado ciego de la cocina del infierno ha sido la mejor serie del año con diferencia). 
 
Vaya peliculón
Sin embargo me enfado, me crispo y me retuerzo y, aunque llevaba tiempo sin hacerlo, toca meter mi regordeta nariz en temas serios, muy serios. Tan serios que suenan a broma de mal gusto. Y si no es así, ya me dirán ustedes. Porque creo que cada día está más claro que las cúpulas organizativas, de ésta y otras muchas naciones, están plagadas de humoristas de nivel. Los dirigentes políticos, sociales y hasta morales se han quitado la careta de Immortan Joe y detrás ha aparecido el rostro de Joaquín Reyes. Lo que leo no tiene otra explicación.
 
Este muchacho es Immortan Joe, también de Mad Max, ese peliculón
Porque creo que conceptos como democracia, opinión y libre albedrío, son cosa del pasado para muchos de los que se auparon a sus posiciones de poder vanagloriando esas mismas ideas que ahora pisan. Pongamos unos ejemplos rápidos. Así al azar. Del diario de hoy. Ese que no hablaba de mí ni de ti, ni de las manchas que deja el olvido a través del colchón, pero que al mismo tiempo nos afecta a todos de una u otra manera.
 
Hay días en que estos titulares tienen más sentido
Como primer ejemplo aparece Pietro Parolin, secretario de estado del Vaticano. Secretario de estado de un país, no lo olvidemos. El bueno de Pietro abre la boca a mayor velocidad que su tocayo Pietro Maximoff y critica el hecho que un 62% de los votantes irlandeses hayan apoyado el derecho de los homosexuales a casarse si así lo desean. Como muchos, parece que el bueno de Pietro entiende que es una auténtica barbaridad el permitir que dos personas que se quieren de manera libre y consciente se casen. A veces me deja un extraño sabor de boca este tipo de opiniones. Dice Pietro que esto es una derrota de la humanidad, pero no nos da a conocer la causa de su razonamiento ¿Nos lleva a la extinción como raza? ¿Ahora que el matrimonio gay es libre, todos seremos homosexuales? Dice Pietro que un 62% de los que acudieron a votar libremente en Irlanda han votado contra su condición humana, contra la razón lógica, contra lo evidente y por tanto, dice Pietro que hay un 62% de irlandeses que, básicamente, están como el ganado, porque para él es tan evidente el barbarismo cometido que no se molesta en explicarlo. Yo le digo a Pietro que su opinión es tan válida como la de aquellos que opinan que la tierra es plana, que Adán y Eva fueron el principio de todo o que Arbeloa es uno de los mejores laterales de la historia. Opiniones válidas, pero cuando se tira del hilo detrás de esa opinión uno encuentra que no hay ovillo que la sostenga.
 
No soy de gatetes, pero es que son una cosa muy mona
Claro que para ovillos Esperanza Aguirre. Qué señora. Le encanta liarse, enmadejarse, enmerdarse y embarrarse. Si es que es como puerco en lodazal. Charco que ve, charco en el que se mete. Eso sí. Sale sin mácula. Sus compañeros de travesuras no suelen tener tanta suerte. Mira a Granados que iba de digno, dónde anda ahora. Por poner un ejemplo de malas compañías, simplemente. Pero dice la demócrata señora Aguirre que Manuela Carmena llega a la alcaldía madrileña para romper el sistema democrático y occidental (sea lo que sea eso). Carmena, cuyo historial está ahí para el que lo quiera leer, no deja en sus declaraciones poso de ser una antisistema de manual, de esas capaces de hundir la cultura occidental como si fuera Aníbal, Atila, Fu-Manchú o el mismísimo Conan de Cimmeria. Es una señora con una ideología, unas maneras y unas posturas contrarias a las de Esperanza. Y eso, a los amantes de la democracia, pues como que no les gusta. No disfrutan cuando alguien viene con ideas diferentes, con estilos contrarios, con visiones contrapuestas. Porque una cosa es ser un demócrata de casta como Esperanza y otra ser gilipollas. Porque Manuela Carmena obtuvo un 32% de los votos madrileños. De madrileños que quieren acabar con el sistema occidental. Supongo que con la proliferación de establecimientos chinos en Madrid, esto tenía que ocurrir y, al final, oriente devorará a los perros occidentales. Claro que eso a Espe le jode. Que alguien que no sea ella se haga con sus dominios le quita el sueño y observa que el mundo se hunde. Pero el suyo, no el nuestro. Carmena y Aguirre, tienen el mismo derecho a gobernar conferido por el sistema democrático elegido. Un sistema que parece que a Aguirre no le acaba de convencer. Va a ser un error eso de dejar que opine el populacho.
 
Imagen de la reunión del círculo de Podemos en Wichita
Porque el populacho opina, y a veces silba o abuchea aquello que no le gusta. Silba un himno, por ejemplo. No seré yo el que apruebe eso de silbar el himno de un país. Es duro salir un día de fiesta y que alguien te diga, por el mero hecho de ser asturiano, aquello de “Vamos a cantar el himno de Asturias, el de los borrachos”. Me parece una falta de respeto a mi himno y a mi tierra. Pero no llamo a la policía. No sabía que era ilegal. Y resulta que sí. Parece que el marco jurídico reporta que pitar el himno de España es ilegal. Una falta de respeto sí, lo sé, pero ¿ilegal? Supongo, que el himno de Asturias, tierra enmarcada geográficamente en territorio nacional español, será respetado de igual manera ¿O no? Posiblemente no. Es lo que tienen los nacionalismos mal entendidos. Solo respetan una parte de la ecuación. Normalmente la que queda a su lado del igual. Pero el hecho sangrante es que si el público que acude a Barcelona a ver la final pita, sancionarán a Barcelona y Athletic de Bilbao como responsables (Lo pone el MARCA, así que fíate tú). Vamos, que dan a entender que yo pito al himno, no por convicción, porque esté borracho, sea un garrulo, me deje llevar, sea republicano o tenga sibilancia crónica. Es que me han comido el coco Bartomeu y Urrutia. Estaría cojonudo que en una final Athletic de Bilbao-Murcia (Pongan también como rival de los vascos al Valladolid, Ejido, Eldense…), sancionaran a los murcianos por secesionistas y antinacionalistas. Sería la repanocha. Supongo que si alguien, desde el público llama “puto vasco” a Aduriz o “catalán de mierda” a Piqué, o incluso “sudaca” a alguno de los delanteros del Barcelona, pues no sé, por dimensiones, si pitar una canción es multa, faltar al respeto a un ser humano ¿qué es?
 
Con lo hermoso que es el fútbol siempre hay que hablar de estas zarandajas
Claro que estamos en un país donde se desahucian ancianas para entregar su dinero a bancos mantenidos por esas mismas ancianas y demás familia. Donde la policía entra en Atocha tolete en mano repartiendo sin preguntar. Donde el dinero vuela y desaparece en las carteras de los de siempre y vale más tener una tarjeta black y un contacto en el sitio adecuado que un currículo plagado de conocimientos. Es lo que hay, y al final, según Pietro, Esperanza y Cardenal, es culpa nuestra por ser unos borreguitos sin cabeza. 

Solo que a veces los borreguitos salen por donde menos se lo esperan los pastores.

4 comentarios:

  1. Nunca me podría imaginar que Espe demostrara publicamente ese mal perder agónico y que ahora quiera acostarse con el PSOE para echar a la alcadesa electa. Una pataleta de niña de 63 años. Yo cuando pierdo al fútbol (que suele ser a menudo) no intento anular el partido ni fichar por el rival en el descanso. Acepto la derrota con deportividad e intento arreglar errores para ganar en el siguiente encuentro. Lamentable, tan lamentable como el señor Pietro. Ya lo dicen "la pederastía tiene Cura".

    ¿Por cierto que tal Tomorrowland?, que no me llama la atención pero tu sabiduría fílmica me ha hecho cambiar de opinión. Un abrazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La amiga Espe dice que solo quiere evitar que gobierne Carmena. No sé si es mal perder, ir de salvapatrias o simple psicosis. Lo que imagino es que, si yo voto a PP para que pacte con ¿el PSOE? me sentiría defraudado.
      Tomorrowland no es una obra maestra pero se deja ver. Otra cosa es que a mi me encantan esas películas en que se viaja a otros mundos o dimensiones, más imaginativas, bonitas o lo que sea, pero que luego resultan oscuras e inquietantes. De pequeño me enamoré de Dentro del Laberinto y Planeta Imaginario (en la tele) y hasta ahora.
      Otro abrazo.

      Eliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...